30 de marzo de 2012

El mundo como contrincante. ¿Jugamos?








palabrados es el juego de moda entre aquellos que poseen un dispositivo Android o iOS. La aplicación ha recuperado la simplicidad de un clásico como es el Scrabble, pero adaptándolo a los móviles y a las redes sociales.



El funcionamiento de Apalabrados es muy sencillo y, a la vez, muy intuitivo. Una vez nos hemos registrado de forma gratuita es tan fácil como elegir con quién queremos jugar y en qué idioma, español incluido por supuesto.

Además del español podemos jugar en versiones como: inglés, catalán, francés, alemán, italiano, holandés, sueco, portugués y portugués de Brasil.

Funciona on-line, aunque no requiere que los jugadores estén conectados simultáneamente. El oponente puede estar en cualquier lugar del mundo. Y se pueden disputar tantas partidas a la vez como queramos o podamos. Es una forma ideal para jugar contra nuestros contactos desde cualquier parte del mundo.



El juego funciona creando palabras con siete fichas q tenemos a nuestra disposición. Tenemos que intentar formas palabras que más puntuación den, según sea por su dificultad y lugar de colocación La colocación de las fichas puede ser de forma vertical u horizontal.

Nosotros realizamos nuestros movimientos y la aplicación nos avisa cuando el otro usuario haya hecho su movimiento. Por lo que no tenemos que estar constantemente atentos a si nos han respondido o no. Las partidas pueden durar minutos o días, según la concentración y la exigencia de los participantes. Si no te gustan tus fichas, puedes usar un turno para cambiarlas. El juego termina cuando juegas todas tus fichas o cuando tú o tu oponente pasan 3 veces seguidas. Se gana el juego juntando más puntos que tu rival.

Lo interesante del juego es que la interacción social dentro de él es un factor importante. Se pueden enviar mensajes a tus oponentes, mientras esperas a que haga su jugada y así comentarla. Se convierte en un juego adictivo donde la ilusión de estar conectados siempre con alguien engancha.


He querido compartir esta aplicación con vosotros porque veo que puede ser muy útil e interesante en las clases de español. Los alumnos pueden practicar y descubrir nuevo vocabulario a través del juego y a la vez, pueden interactuar entre ellos comentando las jugadas. Es una buena forma de practicar el español en cualquier lugar y en cualquier momento.


¿Te atreves a jugar?



Imágenes extraídas de:




27 de marzo de 2012

TAKE IT EASY


      Que Internet y las nuevas tecnologías han revolucionado el mundo es algo innegable. Que este nuevo mundo debe entrar en la clase de lenguas, evidente. Pero que el uso de las TIC es per se motivador para el estudiante es, cuando menos, discutible. De hecho, la motivación no es ni una característica intrínseca a las nuevas tecnologías ni un argumento suficiente para defender su inclusión en la enseñanza de lenguas. Y conste que considero esencial la incorporación de las TIC en la enseñanza, pero creo que, además de las innumerables ventajas que aportan, también han de tenerse en cuenta los posibles efectos negativos que pueden tener en profesores y alumnos.

      ¿Cómo podemos, por ejemplo, los profesores de lenguas, combatir la ansiedad que provocan las TIC en nuestros estudiantes? Y lo que es más difícil, ¿cómo podemos combatir la ansiedad que nos genera a nosotros mismos?  
        A lo largo de mi trayectoria como estudiante de lenguas, he sentido en numerosas ocasiones esa angustia provocada por mi escaso dominio de las nuevas tecnologías. Ahora que casi he cambiado de rol y estoy a punto de convertirme en profesora, creo que es importante que los docentes reflexionemos sobre este tema y pensemos cómo podemos ayudar a nuestros alumnos a combatir este sentimiento tan negativo y perjudicial.

            En primer lugar, debemos motivar a los alumnos desmotivados, valga la redundancia. Para ello, tenemos que hacerles conscientes de la utilidad y las ventajas de las nuevas tecnologías. Sin embargo, no debemos exagerar la importancia de las TIC ni dramatizar el efecto de no dominarlas, ya que esto no hace sino empeorar el estado de nerviosismo de los alumnos menos aventajados. Acompañar a nuestros estudiantes paso a paso intentando demostrarles que todo es más sencillo de lo que creen les ayudará a aumentar progresivamente su confianza y autonomía. Tienen que creerse que son capaces, que –con calma y paciencia- lo conseguirán. Para ello es fundamental que no demos nada por hecho, que seamos conscientes del punto del que parten, de lo que saben y no saben hacen y que ellos se sientan acompañados y guiados en su proceso de aprendizaje.

          ¿Y qué hacer, por otro lado, para reducir nuestra propia ansiedad como profesores? Nuestra primera labor es la formación y el reciclaje. Debemos conocer las nuevas tecnologías, utilizarlas y estar al día de los continuos cambios. Y lo debemos tomar como una obligación. De la misma manera que tenemos que entender el subjuntivo, tenemos que entender twitter. Nos guste o no. Es importante, además, que perdamos el miedo a que nuestros alumnos sepan más que nosotros. Esto no tiene porque ser una desventaja, solo hay que saber llevarlo. Acordémonos, ya no somos fuente única de conocimiento. Por otra parte, debemos saber pedir ayuda, ¡equivocarse es humano! Y, por último -y lo más importante- debemos tener ganas. Ganas de aprender, de renovarnos y, también, de vez en cuando, de desesperarnos. Take it easy! 



A continuación, os dejo un vídeo. Recordemos. Con las TIC, no todo vale
¿Alcanzaremos todos la fase de innovación?


Imágenes extraídas de:
-www.laansiedad.net
-aprendiendoadibujararquitectura.blogspot.com
-espanol.istockphoto.com

Vídeo extraído de:
-www.youtube.com
 



¿Quieres mejorar tu acento español?


Cuando oímos a una persona no nativa hablando en España, notamos enseguida que tiene un acento diferente y llamativo, aunque utilice unas estructuras gramaticales y un léxico bastante adecuados y correctos. En el aula de ELE, podemos descubrir diferentes acentos extranjeros: el acento brasileño, acento estadounidense, acento italiano, acento chino... Pero los alumnos siempre están acosados por la misma pregunta, ¿qué diferencia definitivamente hay entre mi acento y el acento español? ¿Qué puedo hacer para conocer mi acento y acercarme al acento español?


Para responder a las dudas que también tiene ese chico, hay que tener en cuenta las dos claves de acento: la pronunciación y la entonación. Si habéis visto las entradas anteriores, creo que ya podéis encontrar la mitad de la solución para el primer problema: Forvo, que se trata de un diccionario oral de pronunciación de palabras. Y para resolver todo el resto que nos queda, voy a presentaros ¡Praat!


Praat es un software gratuito para el análisis científico del habla usado en lingüística. Es capaz de grabar la voz en varios tipos de archivos de audio y mostrar los espectogramas, lo que permite el análisis de la entonación, la intensidad , el volumen, los formantes, cocleagrama, etc.
Como ya lo adivinamos, Praat es un programa profesional para el análisis acústico, entonces a lo mejor tenéis esa duda: ¿será posible utilizarlo para mejorar el acento de los alumnos? Mi respuesta sería sí.

Para empezar, podemos grabar una misma frase hablada por un español y el alumno. Los analizamos con Praat y tenemos los valores presntados en una gráfica. En esta misma, se puede comparar claramente cómo habla un nativo y cómo habla un alumno, y nos manifiesta también cuando hacen una pregunta, dónde debería bajar el acento y cuándo debería subir según un español nativo.

Aunque es una herramienta específica, no es nada difícil de manejar. Y recordad por favor que el praat no es todo, sino una manera de conocer nuestra entonación y compararla con la de los otros. Lo más importante sería esforzarte a practicar tu acento con los nativos imitándoles y repitiendo las frases después de conocer cuál es la diferencia de tu habla con la de los españoles.


Praat, el primer paso para hablar como un nativo. ¿Estás preparado para analizar tu acento?


26 de marzo de 2012

Webdoc



WEBDOC

  Tengo que agradecer a una compañera del máster que me ayudó a descubrir esta herramienta. Ella lo había visto publicado en el periódico de El País (19 de marzo 2012). Yo no tenía ni idea qué podía comentar sobre las TIC aplicadas en la enseñanza de idiomas, y habiendo visto lo publicado en el blog EcLEcTIC sobre algunos trabajos de otros compañeros, tuve curiosidad de indagar sobre esta herramienta y  saber más sobre los diferentes recursos que las TIC  pueden facilitar para aplicarlos después en la enseñanza de idiomas.


¿Dónde se obtuvo la información sobre webdoc?
·         Información 1: video tutorial youtube
·         Información 2: webdoc in action
·         Información 3: blog socio tecnología educativa

  ¿Qué es Webdoc?
  Es una nueva herramienta que quien lo utiliza le posibilita unificar en una sola aplicación otros recursos disponibles; es decir, un recurso web en el cual podemos integrar diversas herramientas web 2.0 (youtube, calameo, soundcloud, slideshare, etc.)

  ¿Quiénes tuvieron esta iniciativa?
  Centro de Investigación e Innovación en Educación y TIC de la Universidad de Santiago de Chile, desarrollado dentro del contexto del curso "Estrategias de Enseñanza Aprendizaje en la Web 2.0" ofrecido por @CiietUsach.
  
  ¿Qué Permite?
·         Generar guías de aprendizaje para el estudiante.
·         Combinar elementos (imágenes, textos, vídeos, etc.)
·         Compartir a través de twitter, facebook, google, mail, etc.
·         Escoger audiencia (puede ser público o privado)

¿Qué posibilidades permite a los creadores de contenidos?
Más allá de las opciones de edición que ofrece webdoc para crear contenidos, donde destaca mayormente este programa es en las posibilidades de interacción entre usuarios, entre las que destacamos las siguientes:
·         Opción “me gusta”: permite saber el grado de satisfacción de los usuarios que han visualizado el contenido creado.
·         Opción “comentario”: permite a los creadores recibir comentarios sobre la guía creada e ir mejorando sus contenidos a través de las sugerencias de otros usuarios.
·         Opción “compartir”: permite que los usuarios sean quiénes expandan y difundan las guías de aprendizaje creadas.

¿Qué posibilidades permite a los usuarios de las guías de aprendizaje?
·         Buscar y visualizar diversas guías de temática similar.
·         Mostrar el grado de satisfacción a partir de los contenidos visualizados.
·         Escribir comentarios sobre las guías didácticas, sugiriendo mejoras, destacando puntos fuertes, haciendo crítica constructiva, etc.
·         Compartir los contenidos visualizados con usuarios de su círculo de contactos.
·         Contactar con los autores/ creadores de los contenidos.

Ejemplo de webdoc

 He creado el siguiente webdoc para mostrar, cómo en poco tiempo, se puede crear un contenido de aprendizaje. Es una herramienta sencilla y rápida de utilizar. El contenido de este ejemplo es sobre aprendizaje de lengua española, como lengua extranjera, destinado a estudiantes de nivel A2.



Un ruso para enseñar ELE

Desde el enfoque léxico la lengua se concibe como un “conjunto de elementos léxicos que se relacionan entre sí a través de sus relaciones sintagmáticas” –nos dice J.L. Álvarez Cabanillas en su entrevista para LdeLengua. Aprender palabras, por tanto, es un proceso cualitativo en que es necesario aumentar la exposición a la lengua meta para trabajar este aspecto desde la comprensión auditiva. Dicha exposición no debe darse ante palabras aisladas sino que el vocabulario debe ser presentado a través de colocaciones, chunks, segmentos léxicos, etc. pues se aprenden las palabras nuevas de una lengua extranjera como bloques de palabras que ayudan a los aprendientes usar la lengua de manera adecuada al contexto comunicativo.
Cuando queramos hacer uso de este enfoque en nuestras aulas, deberemos tomar como criterio la frecuencia con que ciertas palabras se dan junto a otras. Una herramienta que nos puede ayudar para asegurarnos en este sentido es el Corpus de referencia del español actual (CREA), que tenemos accesible en línea a través de la página web de la RAE:

CREA 

Pero, como sabemos, no es este el único enfoque posible para mejorar nuestra práctica educativa, sino que lo deseable es conjugar lo mejor de cada uno de los que ya conocemos (comunicativo, por tareas, etc.). Por tanto, también tendremos que basar nuestra enseñanza en la autonomía de los aprendientes, fomentar su conciencia sobre el proceso de aprendizaje y usar para ello materiales auténticos… muchas veces podemos acabar perdidos. Conjugar estas tres premisas con el empleo de las TIC en la enseñanza del español es tarea ardua pero no imposible. Lo primero de lo que hay que disponer es ganas y muchas de buscar los materiales adecuados y aprender a usarlos. Un proceso que requiere también de nosotros muchísimo interés en que estas prácticas no se queden en la teoría y tengan su aplicación práctica a través de nosotros. Contando con que la motivación y el interés los tenemos ya de antemano, nos faltan los recursos. En la red hay cada vez más programas con sus respectivos tutoriales y muestras en youtube y cualquier otra página de internet en la que se nos dice cómo usarlos, pero la verdad es que a veces no sabemos sacarle todo el partido que se puede a estos recursos y nos quedamos en un intento de mejora que acaba siendo una enseñanza puramente estructuralista, pero con TIC.
Me preguntaba hace unos días cómo superar esta etapa, cómo hacer al alumno partícipe de su propio aprendizaje de la lengua…
Hallándome en este proceso me encontré con un artículo. Era como si una fuerza divina me hubiese escuchado y lo hubiese puesto allí para mí:


Korsakow: la posible solución a nuestros problemas

No es Nicolai Rimski-Kòrsakov, el compositor y pedagogo, aunque sus obras bien podrían también ayudarnos a poner algo de orden y concierto en todo este embrollo de enseñar español. Tampoco es el neurosiquiatra ruso que dio nombre a un famoso síndrome. Es un programa para la edición de vídeo.
La posibilidad que este programa nos concede de realizar un vídeo con diferentes itinerarios y distintos finales que el propio usuario elige puede ser una herramienta excelente para el aprendizaje del español.
Si pensamos en el enfoque léxico, que propone el aprendizaje del vocabulario presentando las palabras, no aisladas sino con sus acompañantes más frecuentes, podemos, por ejemplo (pensando en una versión simple de esta herramienta) presentar un vídeo inicial en el que aparezca una palabra clave. El resto de vídeos serían las combinaciones posibles con los que llegaría a formarse una frase. No se lo daríamos todo hecho al alumno (una parte sí) sino que este la iría elaborando a través de su selección de vídeos. Pensemos, para entender la propuesta, en un mapa conceptual. Hay una palabra de partida que enlaza con muchas otras que se relacionan con ella por sinonimia, antonimia, colocaciones, etc.



Claro está que lo primero a tener en cuenta es el nivel del alumnado. Para aquellos que se hallen en un nivel más avanzado la opción podría ser que montasen una historia completa con diferentes finales, que es para lo que está pensada la herramienta. Por ejemplo, podría dividirse el grupo en pequeños grupos de tres o parejas, que cada uno elaborase una historia y entre todos montasen el vídeo final que, conjugando sus distintas historias o versiones de la misma, diese como resultado variadas y entretenidas combinaciones que, por su originalidad, podrían moverles a estar expuestos a la lengua meta una y otra vez sin tener que ver, sin embargo, el mismo vídeo con la misma historia.

Claro, tal vez nada de esto se entienda sin conocer el programa. Aquí podéis curiosear sobre él (está en inglés):


No puedo aportar mucho porque acabo de descubrirlo y no he tenido el tiempo suficiente para manejarlo, pero creo que ha caído en nuestras manos el final de la autoridad, un aprendizaje verdaderamente autónomo en el que los aprendientes pueden, incluso, elaborar sus vídeos, montar sus historias, elegir sus finales, aprender la lengua siendo conscientes de cómo lo hacen y con materiales auténticos (o autentificados).
Esta es mi propuesta. Os animo a trabajar sobre ella y compartir los resultados. Porque, no olvidemos que ¡compartir es vivir!

24 de marzo de 2012

¿Problemas con la pronunciación?



El otro día descubrí una página que me parece interesante para trabajar la pronunciación, la gran olvidada en la enseñanza-aprendizaje de idiomas. Se trata de Forvo, una especie de diccionario de pronunciación mundial que recoge más de un millón de palabras y pronunciaciones en 281 idiomas distintos.

La página existe desde hace un tiempo… Sí, ¡llego tarde! Pero como he visto que todavía no se ha incluido ninguna entrada acerca de ella en el blog, he querido compartir “mi descubrimiento” con vosotros. Por si alguno más no la conoce, ¡os animo a entrar e investigar!

Funciona de una forma similar a Wikipedia: mediante la colaboración entre usuarios. Cualquiera puede registrarse y grabarse a sí mismo pronunciando una palabra en su idioma nativo o añadir una palabra (por escrito) y pedir que alguien la pronuncie. Existen unos usuarios con funciones especiales que se encargan de revisar la calidad de las grabaciones.
 

Me parece un recurso muy útil para los estudiantes de cualquier lengua extranjera y una buena herramienta para fomentar el autoaprendizaje en nuestros alumnos. ¿Cómo se pronuncia brújula en español? ¡Forvo tiene la respuesta!  Y, si la palabra que buscas todavía no está incluida, tienes la opción de añadirla a la lista de palabras "pendientes de pronunciar" para que alguien la pronuncie. 


En muchos casos, una misma palabra es pronunciada por hablantes nativos del español de distintos países. Así que también es una herramienta útil para hacer consciente al estudiante de las distintas variedades dialectales del español. 

Evidentemente, no puede ser el único recurso con el que trabajar la pronunciación en el aula, ya que solamente se incluyen palabras aisladas y descontextualizadas pero… sí que puede servir de apoyo para incidir en la pronunciación de ciertas palabras que puedan resultar difíciles para el estudiante.

Como curiosidad, sus creadores son de San Sebastián :)

¿Os animáis a usarla? Os dejo un vídeo en el que explican cómo hacerlo.

20 de marzo de 2012

¿Problemas con memorización de palabras?

Tu solución:  un mapa mental

¿Qué es un mapa mental? 

Es nada más que un tipo de diagrama que sirve para representar palabras o ideas que están ligadas a un concepto particular. Primero, hay que colocar la palabra clave en el centro y luego poco a poco añadir todas las ideas que puedan tener alguna relación. Para crear un mapa mental se puede utilizar los dibujos, los dichos o las lemas. Lo importante es que todo esté claro, legible y que llamen la atención los puntos importantes.

Y el origen...

El mapa mental es un invento de Tony Buzman, un experto en el aprendizaje y la memorización. Según el autor, nuestro cerebro se opone a la forma tradicional de recogida de datos y en lugar de tomar las notas en un cuaderno de líneas, deberíamos crear los mapas mentales que ayudan a estimular los dos hemisferios y contribuyen a que memoricemos con más facilidad.
Mapas mentales en el aprendizaje de idiomas


Sin embargo, el mapa mental es una herramienta que puede tener varias aplicaciones, pero vamos a centrarnos en el aprendizaje de las lenguas extranjeras.


Según T.Buzman muchos estudiantes toman notas durante la clase de lenguas para apuntar nuevas palabras, pero acaban con el cuaderno lleno de conceptos nuevos que no tienen ninguna relación entre sí, por ejemplo : el gato, la botella, triste, luego etc. Según el autor, estas listas  no facilitan el aprendizaje y la memorización de las palabras. Lo que ofrecen los mapas mentales es la creación de una red de expresiones nuevas. Para empezar, escribimos una palabra en el centro de la página, por ejemplo comida y marcamos líneas con diferentes temas, por ejemplo: la carne, el pescado, las frutas. A partir de estos conceptos podemos añadir otros, o dividirlos según los colores, tamaño etc. Además, podemos hacer otra línea con los verbos que se relacionan con la comida, por ejemplo comer, tomar. El mapa mental da unas posibilidades muy creativas y puede servir no solo para aprender nuevas palabras, sino también para recordar y organizar las ya conocidas.

Para tener una idea más clara de cómo se puede elaborar un mapa, adjunto la exposición del autor de esta idea, Tony Buzman, donde explica el uso y las aplicaciones de mapas mentales en la enseñanza de las lenguas extranjeras:


Maneras de elaboración
Lo más común es elaborar un mapa a mano, es decir, dibujando y usando varios colores para subrayar algunos conceptos. Sin embargo, hoy en día ya existen programas que facilitan la elaboración de un mapa mental vía ordenador.

He elegido el programa MindMeister para presentar, dado que es uno de los más fáciles que se puede encontrar en la web.  Mindmeister es un herramienta muy accesible y para poder crear un mapa mental es suficiente crear la cuenta y acceder al sistema. Se puede dar de alta de forma gratuita y después de un mes hay que decidir si se quiere seguir usando la cuenta y pagar 4,99$ por la versión básica del programa. El Mindmeister se puede utilizar fácilmente durante una clase de idiomas y enseñar a los alumnos que este tipo de herramienta les ayudará en estructurar sus apuntes de manera más clara y memorizar las nuevas ideas y palabras.  Una vez los estudiantes familiaricen esta forma de aprender, pueden aprovechar del programa y utilizarlo a menudo, también tomando notas durante la clase de lengua. 











La inmortalidad en los videojuegos: una ventaja para el aprendizaje de lenguas.


En el campo de la enseñanza de segundas lenguas y lenguas extranjeras, el error ha pasado de ser considerado un enemigo a desterrar a un valioso aliado, en la medida en que posibilita el aprendizaje. A pesar de todo, nos seguimos encontrando con el miedo de los aprendientes a cometer errores. ¿Por qué? En última instancia, la mayoría de los seres humanos tendemos a ser cuidadosos en muchos contextos: cometer errores puede ser peligroso. Un error puede ser fatal.


El miedo al error es un mecanismo de protección.

Sin embargo, los creadores de videojuegos se han dado cuenta de que los jugadores parecen no temer a nada en sus universos virtuales. Incluso, se ha detectado que morir, en esos entornos ficticios, puede provocarles placer en determinadas circunstancias. Analizando esta paradójica situación (siempre se había considerado que lo principal en un juego era la sobrevivencia, la victoria, el pasar de un nivel a otro hasta alcanzar el final, el éxito), han descubierto que mucha gente intenta llevar los juegos hasta sus límites, explorando y probando todo lo que dan de sí. Cuando, en el proceso de búsqueda de los límites, encuentran la muerte, es una especie de recompensa a su curiosidad: han alcanzado una especie de frontera no planificada por los programadores. Poco a poco, los creadores han comenzado a prestar atención a este descubrimiento y han decidido premiar a los intrépidos exploradores con muertes violentas, bizarras, ridículas o inesperadas: una especie de guiño a su constancia.

Y después de morir, los aventureros siguen jugando en busca de más aventuras.

Porque en los videojuegos, después de todo, se es inmortal.

Y es precisamente esta una de las varias razones por las cuales los videojuegos pueden constituir una poderosa herramienta educativa. El potencial para el aprendizaje de segundas lenguas es indiscutible, sobre todo si pensamos en términos de autonomía. El miedo al error, como es sabido, genera ansiedad en los aprendientes, y esa ansiedad dificulta una adquisición satisfactoria. Pero como en los videojuegos la muerte no importa, el error no importa (de hecho, es bueno cometer errores), el jugador / aprendiente, si el universo en el que se sumerge logra motivarlo (y eso es otro asunto fundamental, pero que queda para otro momento), intentará llevarlo al límite, explorando todo lo posible, experimentando, divirtiéndose, superando retos y, lo mejor, aprendiendo en el proceso.

 Y si muere algunas veces por el camino, la verdad es que no importa demasiado.



                        James Paul Gee, de la Arizona State University, habla sobre la relación entre
                        videojuegos y educación. Su libro What Video Games Have to Teach Us About 
                        Learning and Literacy es una referencia imprescindible.